Crítica Alice: Madness Returns

Alice: Madness Returns es la segunda parte del videojuego American McGee’s Alice el cual fue lanzado en el año 2000. Alice: Madness Returns es un videojuego de aventura y plataformas en tercera presona producido por Electronic Arts (EA) y Spicy Horse.

Alice: Madness Returns continua la historia de American McGee’s Alice las cuales funcionan como secuelas de Alicia en el País de las Maravillas y A través del Espejo y lo que Alicia encontró allí, en el cual Alice (ya adolescente) pierde a sus padres y hermanas en un incendio y ella es la única sobreviviente. En Madness Returns, Alicia se culpa por la muerte de sus padres y tras once años de ser dada de alta de un asilo, Alicia se encuentra bajo el cuidado de su psiquiatra, quién la insita a olvidar el pasado, olvidar el fuego y olvidar a su familia.

Alicia se niega a esto, ya que tiene que recordar lo que en verdad ocurrió la noche del incendio. Para lograrlo, se encierra en su su mundo, en su país de las Maravillas, donde ella es fuerte, valiente y donde encontrará los recuerdos que necesita y con esto las respuestas a lo que realmente sucedió esa noche. A su regreso al país de las Maravillas, Alicia lo encuentra totalmente diferente, está deformado, destruido, sus habitantes muriendo y actos grotescos y perversos sucediendo por todos lados. En adición, un tren que fue traido accidentalmente por Alicia se encuentra destruyendo todo a su paso. Alicia para poder salvarse así misma, deberá salvar al País de las Maravillas primero.

Así como Tim Burton hizo de Alicia en el País de las Maravillas (2010) una película algo retorcida, EA y Spice Horse siguen este molde y el creado ya hace 11 años por McGee para representar el País de las Maravillas y el estado mental de Alice. La historia es bastante oscura (y no apta para niños!), estamos hablando de una chica que cree que ha sido la culpable del incendio que mató a su familia, el estado en que se encuentra su mente es macabro y quebradizo y por esto los paisajes y los personajes también lo son. Incluso, en un nivel estaremos aplastando corazones y caminando por pisos llenos de sangre.

La historia se divide en dos partes, la primera el mundo real donde habita Alice, en el cual lo único que en realidad podemos hacer es caminar hasta nuestros objetivos, y luego el país de las Maravillas. El mundo real lleva un estilo victoriano y sobrio, mientras que el país de las Maravillas, es más colorido y vivo.

Con respecto al gameplay en Alice: Madness Returns, al inicio es bastante interesante. Mientras nos encontremos en la mente de Alice, nos la pasaremos saltando de plataforma en plataforma (con diferentes obstaculos y estrategias), luchando contra diversos tipos de enemigos; de vez en cuando con algun “puzzle(rompecabezas) y otras formas de juego (plataforma 2D por ejemplo) que rompen la monotonía de la acción.

alice madness return video juego cover ps3

No uso monotonía deliberadamente, Alice: Madness Returns luego de unas horas se convierte en un juego monotono, estaremos repitiendo los mismos pasos una y otra vez, en niveles que se sienten interminables. Incluso, muchas veces olvidaremos cual era el objetivo principal ó el por qué estamos haciendo algo. EA y Spicy Horse parece que quisieron extender la duración del juego, en vez de dejarlo ser y respirar, y como su título indica, esto podría llegar a enloquecer a cualquiera.Veremos los mismos niveles, mismos retos, una y otra vez, los cuales nos harán experimentar grandes momentos de deja vú.

Algo que no soporto que pase en juegos modernos es que los productores no nos dejen guardar nuestra partida cuando querramos. En Alice: Madness Returns habrán ciertos “checkpoints” los cuales salvarán nuestra partida automáticamente, pero están muy lejos uno del otro y muchas veces tuve que salir perdiendo parte de los logros en el juego.

Entre los puntos más fuertes de Alice: Madness Returns se encuentra la historia, en todo momento me ví intrigado en lo que iba a pasar y lo que realmente sucedió. Pero ojo, esta Alicia no fue la misma que nos trajo Disney, ni en pensamiento, ni en físico. Los gráficos son interesantes, no puedo negar que originalmente me recordó mucho a Bioshock, lo cuál no es tan exagerado cuando ambos usarón el mismo motor de gráficos (Unreal). Pero Alice, gracias a sus gráficos del juego en sí y de las películas tiene un estilo bastante original. Ya sea como de recortes de periódicos, o ciertos elementos que parecen dibujados a mano, siempre quedaba bastante impresionado con Alice: Madness Returns, sobre todo en la sección de 2D.

Más aún, en cada nivel que llega Alicia, su vestido cambio, no siempre será el típico vestidito azul que le conocemos, y cuando lo sea, notad toda la sangre que lleva.

Alice: Madness Returns también esta llena de contenido para coleccionar, sean botellas, recuerdos o morros de cerdo. Esto es perfecto para a los que os gusta la exploración en los video juegos, con Madness Returns siempre seréis recompensados por explorar. El problema es, que tras acabar el juego y notar que os falta algo, debido a la constante repetición del juego y lo interminables de los niveles, no apetece tener que volver a iniciar el juego, o el capítulo para buscar lo que nos falta.

Algo que pudo motivar a que lo hicieramos es el NewGame+ que permite que podamos iniciar una nueva partida con el personaje y armas que hemos desarrollado, pero de que vale la pena cuando la dificultad de los enemigos crece junto contigo, a pesar de que gastes colmillos (sí, colmillos) mejorando tu arsenal de armas. La verdad es que deja mucho que desear para echarse dos partidas. Además de que el juego sufre de muchos “bugs” los cuales entorpecen la partida creando paredes invisibles o impidiendo momentaneamente el paso, al principio no molesta tanto, pero mientras aumenta la dificultad de navegar los niveles, en muchos casos con el tiempo en contra, pues se comienza a notar.

Para concluir: Al iniciar Alice: Madness Returns se puede disfrutar y apreciar lo que EA y Spicy Horse quisieron hacer al continuar la historia de Alice, pero niveles largos e interminables, constante repetición y muchos fallos le quitan el merito a lo que pudo ser un mejor videojuego si pudiera haber sido recortado la duración y mejorado la calidad. Los gráficos y la historia pueden ser un gran motivador para terminar el juego, pero os recomiendo que lo alquilen. Pero de alquilarlo, no podrían conseguir de forma gratuita el videojuego de American McGee’s Alice el cual viene en el disco para aquellos que lo compren nuevo (o paguen para liberar el juego).

Más noticias de entretenimiento y videojuegos.
Anuncios

Trackbacks

  1. […] debe de tener sin volverse repetitiva o sin extenderse sin necesidad alguna, como lo fue el caso de Alice: Madness Returns. Pero el terminar Killzone 3 no marca el final del juego, este se extiende en modo multijugador […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: